Mis Reglas Financieras

Mis reglas financieras

 Una de las primeras decisiones que tomé cuando empecé a tomar el control de mis finanzas personales fue regirme por una serie de reglas financieras.

Mi situación en ese momento era crítica y requería de muchísima disciplina para poder cambiar de rumbo rápidamente, entonces me pareció una buena idea hacerlo.

 

Fije mis objetivos financieros y mis reglas financieras.

 

Mis Reglas Financieras. ¿Qué eran esas reglas? Pues simplemente los principios por los que me comprometía a comportarme para alcanzar mis objetivos financieros. Eran el plan de acción para conseguir mis metas.

 

Al principio no tenía muy claro si iba a funcionar. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, me di cuenta de que este conjunto de reglas no solamente funcionaba, sino que era mi principal aliado. Se volvió bastante fácil reconocer los resultados de cada una de esas reglas y eso, por sí solo, alimentó mi motivación para seguir adelante con el plan.

 

Como no podía ser de otra manera, mis reglas financieras fueron evolucionando a medida que mi situación cambiaba; algunas de ellas dejaban de ser relevantes, otras se convertían en las protagonistas de una nueva etapa. Pues resulta que hoy, varios años después de haber instaurado esta práctica, sigo tomando mis decisiones en función a lo que dictan mis reglas financieras.

 

A continuación comparto con ustedes algunas de mis reglas vigentes y las razones por las cuales forman parte de la lista:

 

Al ahorrar o invertir, no comprometeré más de 10% de mi patrimonio a un solo activo. Estoy convencido que la diversificación es una de las claves para finanzas sanas, seguras y prósperas. Aprendí hace años este concepto cuando decidí invertir en un negocio (no mi negocio habitual) la mayor parte de mi patrimonio. Como podeis imaginar perdí todo lo invertido. Nunca mas volveré a hacerlo, ni siquiera en mi propio negocio.

 

Haré mis compras usando tarjeta de crédito. Llegué a un punto donde conozco mis gastos y sé cuánto dinero uso mensualmente en servicios, supermercado, entretenimiento, etc. Uso mi tarjeta de crédito porque la tengo bajo control y no acumulo deudas con ella. Al mismo tiempo creo una historia crediticia y obtengo los beneficios de usarla.

 

Cualquier ingreso extraordinario, será destinado a una cuenta de inversión o ahorro. Mis gastos corrientes deben de ser cubiertos con mis ingresos corrientes. Cualquier ingreso adicional es considerado “extraordinario” y, por lo tanto, no es certero. Ese dinero me permite avanzar a paso firme hacia el cumplimiento de mis objetivos de crecimiento patrimonial.

 

Todas mis reglas financieras tienen una razón de ser. Ninguna de ellas está ahí por casualidad. Mis reglas cumplen el propósito de facilitarme el camino al cumplimiento de mis objetivos financieros. Estas reglas no estaban en mi lista original, pues en ese momento mis necesidades y prioridades eran distintas.

Hacer este ejercicio y definir un conjunto de reglas financieras puede ser una buena idea para algunas personas y tiene el potencial de causar un gran impacto en el camino hacia una situación financiera más saludable.

 

Teneis que aseguraros que éstas cumplan un objetivo claro y especifico, que sean viables, que estén alineadas con las creencias y comportamientos de cada quien y que vayan evolucionando junto con los logros obtenidos.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Una respuesta a «Mis Reglas Financieras»

  1. […] guardando una pequeña cantidad para afrontar futuras épocas de vacas flacas es más sencillo con medidas efectivas de ahorro, que ayuden a mantener la calma ante posibles situaciones como un despido o un desembolso […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.